Anónimo 24

Os escribo porque soy víctima de un estafador emocional. En mi caso no me ha pedido dinero sino matrimonio para poder legalizar su permanencia en España.

Llevabamos pocos meses saliendo cuando me pidió matrimonio alegando que estaba muy enamorado y que si volviera a su País no habríamos tenido chance de volvernos a ver pronto. Yo estaba muy enamorado porque en ese momento me cubría de atenciones, me sentía escuchado, protegido y apresurado para no perderle cedí en casarme con él. Al tiempo empezaron los conflictos, el reclamando libertades y cruzando límites que habíamos fijado en el tiempo anterior al matrimonio. Empezamos a vivir juntos casi de inmediato.

En ese momento yo compartía piso con un compañero con quien tenía una convivencia perfecta desde hace 5 años. Al casarnos me pidió que viviéramos los dos solos y echamos al otro compañero. Establecimos que la habitación de mi compañero de piso se convirtiera en una habitación para invitados. El mismo día que el compañero de piso se fue, tras mucha presión de mi pareja, empezó a usar esa habitación como si fuera la suya, durmiendo en ella alegando que necesitaba su descanso y no permitiéndome acceso. Al tiempo sale su permiso de residencia y allí es cuando se convierte en un fantasma. En ese momento empiezo a tener reclamos, el empieza a tener siempre menos momentos de pareja, a no estar en casa para almorzar ni cenar y le enfrento diciéndole que quiero divorciarme. Me dice que va a ser un divorcio no de mutuo acuerdo, que el está bien conmigo y que si tengo problemas con su forma de vivir esta relación lo resuelva en terapia.

He empezado terapia y tomo ansiolíticos, su maltrato psicológico es constante, con un perverso juego de tira afloja donde un día es la persona más cariñosa del mundo y el otro un monstruo frío. El tema crucial ahora es el piso, no quiere dejarlo y está en el contrato. Sigo sufriendo sus abusos y sé que la única solución sería cambiar de piso, pero por trabajo no puedo permitirme cambiar de barrio (trabajo en el aeropuerto y no conduzco, los horarios de mi trabajo no me permiten ir en trasporte público siempre) y más allá de eso, he invertido dinero en piso, amuebladolo a mi gusto y ha sido en estos años mi refugio y no quiero dejarlo. Tengo cita con un abogado matrimonialista esta semana, el lo sabe y ha activado su máquina de maltrato psicológico a un nuevo nivel. Por ejemplo destrozando objetos en casa, poniendo música a alto volumen para que al final terminamos ambos afuera del piso o amenazando de meter gente en casa. Estoy en búsqueda de todo tipo de apoyo para poder terminar con esta pesadilla y alejar mi abusador una vez por todas de mi vida. Me he encontrado por casualidad con vuestra asociación y me gustaría que a través de vuestra experiencia puedan guiarme mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuéntanos tu caso

Calle Luchana 8, 28010, Madrid.

info@estafasemocionales.es

+34 91 310 30 00

Cuéntanos tu Caso

Únete a Nuestro Canal de Telegram

Escanea el código